Inicio/Noticias



Las reclusas de la Unidad de Madres de Sevilla reciben asesoramiento de la Fundación Genus para su integración

Sevilla, 6 de Mayo de 2010

La presidenta de la Fundación Genus, Cristina Pavón, ha visitado a las reclusas de la Unidad de Madres de Sevilla, junto a la responsable del Área Psicolaboral de esta entidad, Inés Rial, para informarles de todos los servicios de los que dispone la entidad para facilitar su integración real en la sociedad, tras su salida de este centro de internamiento. En este encuentro, que se enmarca dentro de un programa de formación puesto en marcha por la Fundación Pública Andaluza “Andalucía Emprende”, también ha participado José María Ordóñez, técnico de microcréditos de la Fundación Cajasol, quien explicó a las internas qué es un microcrédito y cómo pueden solicitarlo.

 

Con esta iniciativa, como con el encuentro que la Fundación Genus mantuvo el pasado 29 de abril con los reclusos del Centro de Inserción Social “Luis Jiménez Asúa”, nuestra entidad quiere que las presas y presos recluidos en Andalucía sepan que hay muchas personas que los estarán esperando cuando salgan de la prisión para ayudarlos a conseguir formación, un empleo y una vivienda digna, y que de esta forman puedan empezar de nuevo.

 

“Todo el mundo puede cometer un error –les ha comentado Pavón a estas mujeres-, no obstante, una vez que hayáis terminado de pagar vuestra deuda con la sociedad podréis empezar a vivir plenamente de nuevo. No os voy a decir que será todo color de rosa, porque la vida, por desgracia, no es así. Tendréis que formaros, trabajar duro y esforzaros al máximo, pero vais a contar siempre con nuestra atención y acompañamiento”.

 

“Desde la Fundación Genus se os ofrecerá asesoramiento técnico, formación y una atención integral (psicológica, jurídica, social y laboral) para lograr que consigáis un empleo mediante todas las vías de inserción de las que dispone la entidad: inserción directa en nuestro Centro de Integración Laboral Unificada (CAILU), inserción por cuenta ajena y autoempleo”, aseguró la presidenta de la Fundación Genus , quien invitó a estas mujeres a mejorar su formación y cualificación profesional como primer paso hacia la consecución de un puesto de trabajo. Además, les instó a que aprovechasen, desde el primer momento, todos los recursos formativos que tengan a su alcance en la Unidad de Madres.

Para explicar a las reclusas cuáles son los pasos que deben seguir para que se les conceda un microcrédito destinado al autoempleo y cómo funciona esta herramienta financiera, Ordóñez, representante de la Fundación Cajasol , ha acompañado a la presidenta de la Fundación Genus en este encuentro. Éste detalló a las internas –quienes se mostraron muy participativas en todo momento y se interesaron por conocer algunos de los negocios puestos en marcha por emprendedores de la Fundación Genus- en qué consiste un microcrédito, quiénes pueden solicitarlos y cuáles son los requisitos y prestaciones que ofrece la entidad financiera de la que forma parte, “que siempre reinvierte en la sociedad los beneficios que obtiene”, señaló.

 

Un convenio de 32.000 euros

Este hecho lo demuestra, sin lugar a dudas, la estrecha cooperación que mantienen la Fundación Cajasol y Genus desde el año 2008, con el fin de mejorar la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión social, y que se afianzó el pasado 7 de abril con la firma de un nuevo convenio de colaboración entre ambas entidades, dotado con 32.000 euros.

 

Al término del encuentro, las asistentes agradecieron la información y esperanza proporcionada, así como la entrega y el trabajo de sus respectivas entidades a favor de quienes son más vulnerables. Carmen, una mujer con ocho hijos a la que sólo once meses separan de la libertad, se mostró muy ilusionada al saber que existe una Fundación “tan comprometida con las mujeres como lo está Genus, especialmente con aquéllas que han sido víctimas de la violencia de género y sufren discapacidad, pero también con nosotras las presas, que necesitaremos mucha ayuda para seguir adelante el día de mañana”. “No queremos caer en lo que nos trajo aquí, no queremos volver a recorrer ese camino, pero cuando la necesidad aprieta se hacen cosas malas. Por eso me alegra tanto saber que puedo contar con vosotras cuando salga de aquí”, aseguró.